De Tal Manera Amó Dios Un Punto Azul Pálido

Escrito por Garrett | Come Awake Writing Team
Traducido por BENJAMÍN D. KNOTT

¿Alguna vez has visto una fotografía que te impactó tanto que jamas la has podido olvidar? El Beso. Niña Afgana. Madre Migrante. Todas son imágenes icónicas, que – al menos para mi – son inolvidables.

Pero hay otra fotografía cuyo impacto supera el de cualquier otra.

Se llama Un Punto Azul Pálido ¿la has visto? Capturado desde la nave Voyager I de la NASA en el 1990, Un Punto Azul Pálido muestra el planeta tierra desde una distancia de casi 6000 millones de kilómetros en el espacio. En la foto, nuestro planeta aparece como un pequeño punto azul, más pequeño que un pixel, una minúscula mota de polvo flotando en el espacio.

Es sensacionalmente aleccionador. Piénsalo. Toda nuestra vida, todos nuestros logros, nuestras relaciones, todas nuestras esperanzas y sueños – todos se desarrollan en esa pequeña mota de polvo galáctico. El astrónomo Carl Sagan lo expresó de ésta manera:

“Mira de nuevo ese punto. Es esto. Ese es nuestro hogar. Esos somos nosotros. En el, todos los que amas, todos los que conoces, todos los que alguna vez has oído hablar, cada ser humano que alguna vez fue, vivieron sus vidas. El conjunto de nuestra alegría y sufrimiento, miles de religiones confiadas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y forrajeador, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y cada padre, niño esperanzador, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, todos los santos y pecadores en la historia de nuestra especie vivían allí, sobre una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.”

Parece imposible de comprender lo minúsculos, lo microscópicos, lo sorprendentemente pequeños que en realidad somos.

Una noche, hace aproximadamente 3000 años, David observó un cielo estrellado y escribió:

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has establecido, digo: ¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, y el hijo del hombre para que lo cuides? Salmo 8:3-4 LBLA

Si nuestro planeta parece una pequeña mota de polvo a una distancia de unos cuantos miles de kilómetros, ¡imagina lo pequeño que le debe parece a Dios, Quien creó y supervisa el universo entero!

Y aún así, incompresiblemente, el mismo Dios que creó todo el universo por “el aliento de su boca” (Salmo 33:6), que sin esfuerzo ninguno extendió los cielos como una cortina (Isaías 40:22), y Quien determinó el numero de las estrellas (Salmo 147:4) es consciente de nosotros. Incluso cuida de nosotros. Nos ama. ¿Existe algo mas increíble que esto?

Tu misericordia, oh Señor, se extiende hasta los cielos, tu fidelidad, hasta el firmamento.Salmo 36:5 LBLA

El incomparable poder de Dios solo es igualado por su amor indescriptible – un amor que no solo se extiende hasta los cielos, sino que también alcanza a tocarnos a cada uno de los que vivimos en este punto azul pálido.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. │Juan 3:16 LBLA


Haga clic aquí para ver el artículo original en inglés.
Click here to view the original article in English.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s